Instagram Facebook Twitter Youtube Tripadvisor Wikiloc Whatsapp
LOS CASTAÑARES DE LA SERRANÍA DE RONDA COMO RECURSO TURÍSTICO Y CATÁLOGO DE CASTAÑOS SINGULARES

En fechas navideñas es costumbre extendida obsequiar a los amigos o clientes con los tradicionales almanaques, donde mes a mes y acompañados de fotos o dibujos acordes a la estación del año, iremos deshojando el calendario que nos conduce de manera irremediable al inicio del fin, y así siempre. De todos los modelos, suelen sorprendernos los que contienen imágenes de impresionantes parajes montañosos o de valles paradisíacos que más que reales parecen sacados de un cuento de hadas. Sin duda, paraísos y edenes como estos existen de verdad, pero la mayoría son lugares lejanos. Desgraciadamente, los andaluces, en general, y los serranos, en particular, no somos del todo conscientes de la gran diversidad y belleza de los paisajes que aúna nuestra tierra.

Y ahora, entremos en el tema que nos ocupa. Los castañares de la Serranía de Ronda constituyen los bosques caducifolios más meridionales de Europa. Toda una rareza, algo inusual en estas latitudes y un hecho diferenciador que imprime carácter en el territorio, tanto por el laboreo como por los diversos matices cromáticos que adquieren las hojas en las diferentes épocas del año. No es extrañar, pues, que importantes portales de viajes señalen a nuestra comarca natural entre los entornos otoñales más bellos de España.

El castaño (Castanea sativa Miller) es un cultivo tradicional en la Serranía de Ronda, siendo la recolección y venta de la castaña el pilar económico de algunos pueblos de la comarca. Según las últimas investigaciones y tras los pertinentes análisis palinológicos, se sabe que el castaño ya ocupaba nuestra tierra en el Pleistoceno, siendo bajo dominio romano cuando se extiende su cultivo por las tierras del Genal, consolidándose a principios del siglo XX como un importante recurso agrícola. En la actualidad, esta fagácea ocupa una extensión algo superior a las cuatro mil hectáreas.

Aunque para los serranos es un árbol frecuente, sus enclaves en Andalucía se ven reducidos a ciertas áreas de Sierra Morena y Sierra Nevada. No cabe duda que el desarrollo del turismo rural en las últimas décadas ha creado nuevas expectativas económicas e, igualmente, ha elevado al castaño a la condición de recurso paisajístico, sobre todo en el periodo que aquí se conoce como Primavera de Cobre.

La Diputación Provincial de Málaga elaboró hace unos años un folleto informativo llamado el Bosque de Cobre, donde ofrece detallada información sobre los pueblos y senderos que surcan los castañares serranos. Lo que no se entiende es que el Havaral o Alto Genal, zona que aglutina la mayor y mejor extensión de castañares de la Serranía de Ronda, no tenga un Gran Recorrido como el GR-141 Serranía de Ronda o el GR-243 Sierra de las Nieves. Dicha infraestructura deportiva daría coherencia al Bosque de Cobre como destino peculiar en la oferta agroturística provincial. Igualmente resultaría interesante establecer un circuito gastronómico que ensalce las muchas posibilidades culinarias que tiene la castaña y otros productos afines al bosque, caso de las setas.

En el catálogo de “Árboles y Arboledas Singulares de Andalucía”, publicado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, figuran algunos castaños de renombre en la comarca, ya sea por sus dimensiones, antigüedad o historia particular. No estaría mal darlos a conocer mediante la instauración un circuito y cartelería que haga hincapié en las peculiaridades de cada ejemplar.

CASTAÑOS SINGULARES

Castaño Arena: situado en el término municipal de Cartajima, junto al sendero PR-A 222 Cartajima-Parauta.

Castaño de la Cruz: Situado en el paraje del Puerto de la Encineta, término municipal de Jubrique. Propiedad privada.

Castaño de los Saltarines: En el término municipal de Jubrique, paraje de la Umbría. Situado en una propiedad privada.

Castaño de la Ampaina: En el municipio de Júzcar, en la parte alta del barrio de la Ereta, cerca del trazado del PR-A 224 Júzcar-Cartajima.

Castaño Mataquince: En Benadalid, junto a la traza del PR-A 236 Benadalid-Benalauría.

Castaño Rebeco: En las proximidades de la antigua Venta Guaitará. Igualeja. Propiedad privada.

Castaño Grande de la Venta: Por detrás de la Venta Guaitará. Igualeja. Propiedad privada.

Castaño Hueco: Próximo a la entrada a Faraján, junto a la carretera MA-7302. Desapareció hace unos años

Castaño de la Cueva o de la Matea En Pujerra. Tiene 13,5 m de perímetro y es el de mayor grosor del Valle del Genal. Propiedad privada.

Castaño de la María Matea: Rodeado de otros similares, pero innominados, ubicados todos en el Llano de Mallifuerte, lugar donde hasta fechas recientes se celebraba la romería de San Antonio. Carril de la cooperativa de castañas. Propiedad privada.

Castaño Mercedes: Situado a la entrada del casco urbano de Pujerra, por encima de la carretera

Castaño del Camino de Estepona: Junto a la vía pecuaria Camino de Pujerra a Estepona.

Castaño Macho: Situado en el municipio de Monda, en el paraje de la Mojeda. Propiedad privada.

Castaño Santo de Istán: Reliquia viviente de unos 800 años de antigüedad. Ocupa el puesto 22 entre los árboles más longevos de España. También es el segundo árbol más grueso del territorio peninsular. Sus dimensiones son asombrosas: 21,5 m de perímetro en la base, una altura de 24,5 m y una proyección de la copa de 510 m2. Bajo su copa se celebró una misa de campaña durante la rebelión morisca de 1568, de ahí el apelativo de “Santo”. Aunque parezca increíble, aún no ha sido catalogado como Monumento Natural de Andalucía.

4 comentarios

One thought on “LOS CASTAÑARES DE LA SERRANÍA DE RONDA COMO RECURSO TURÍSTICO Y CATÁLOGO DE CASTAÑOS SINGULARES

      1. Hola Rafa. Creo que el castaño Hueco de Farajan ya no existe. Si era uno junto a la carretera, pegado al cementerio. Se cayó a trozos. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *